Festival de la Voz Estudiantil. Un canto por la integración de niños y jóvenes de Peñalolén

El pasado 10 de noviembre fui invitado como jurado al Festival de la Voz Estudiantil que organiza anualmente la Escuela Juan Pablo II de Peñalolén.

Tenía una deuda pendiente con este Festival, pues el año pasado fui convocado por María Alicia Sepúlveda, docente de la Escuela y organizadora del evento, pero por motivos de salud no pude asistir. Felizmente, este año fui contactado por ella  nuevamente y no dudé en decir “¡Presente!” a los organizadores.

Los invito a leer esta reseña en homenaje a esta  Escuela que a través de la música difunde su hermosa labor de educación e inclusión.

afiche Festival de la Voz
Festival de la Voz Estudiantil 2017

Mi experiencia en el Festival de Voz

La Escuela Juan Pablo II es un centro educativo cuyo proyecto cuenta con 26 años de trayectoria. Se orienta a la integración e inclusión social de niños y jóvenes con discapacidad de la comuna de Peñalolén.

El festival nació, según me explicó el profesor Mario Villegas creador de esta iniciativa, como una manera de vincular la Escuela de manera más efectiva con su comunidad.

Es una instancia que no sólo que promueve la música y los talentos vocales de la comuna, sino también difunde su quehacer y proyecto educativo para llegar y educar a más niños y jóvenes que por sus capacidades diferentes requieren de un personal especializado e infraestructura acorde a sus necesidades.

El Festival de la Voz Estudiantil, en su duodécima edición, se ha constituido como una institución artística de renombre en la comuna. Esto producto del tesón, esfuerzo y entusiasmo que derrochan años tras año todos los estamentos de la comunidad que la componen.

La recepción fue muy acogedora. Noté de inmediato que la organización no descuidó ningún detalle a la hora de producir con dedicación y ahínco la fase final del Festival. Cada niño finalista  jugándosela para mostrar sus canciones y deleitar con su voz a la comunidad que asistió.

Otro aspecto a destacar es el permanente apoyo del municipio para la producción del evento.  Contar con la presencia de la alcaldesa y autoridades educativas solo confirma el prestigio del Festival. Para quienes conocemos la activa agenda cultural de Peñalolén, podemos apreciar el interés genuino del Municipio por llevar el arte a todos los rincones de la comuna.

Pie de cueca en Festival de la Voz
Pie de cueca

La Competencia

La competencia, se dividió en tres categorías. Dos de ellas correspondían a ciclos que conforman la Educación Básica (1° a 4° y 5° a 8°), cerrando con las presentaciones los jóvenes de Educación Media.

Los participantes provenían de diversos colegios municipales, subvencionados y particulares de Peñalolén, acompañados por sus familias y comunidades respectivas que no cesaban de alentar y apoyar a sus entusiastas representantes.

La conducción estuvo cargo de Pato Sotomayor quien nos deleitó con su inventiva, cariño y aliento a los niños participantes, transformando este evento en espectáculo divertido y ameno lo cual constituye también, en mi opinión, su sello distintivo.

En el intermedio, pude conocer a Tutuquereré, trío de jóvenes músicos quienes presentaron un repertorio folklórico basado en la obra musical del artista peñalolino Arssel Angulo.

El intermedio Festival de la Voz
Trío Turuqueré

Jurado

Por su parte, el jurado que tuve el privilegio de conformar, fue presidido por el destacado guitarrista y maestro Félix Molina, de connotada trayectoria musical y docente. Molina fue secundado, además, por la concejal Estrella Gershanik, una mujer increíble, noble y alegre. Una verdadera servidora pública.

Juntos, tuvimos la difícil tarea de dirimir al cuadro de mérito y ganador, cumpliendo de este modo las bases del evento. Pero llegar a esta instancia, nos dejó en nuestro fuero interno el deseo de premiarlos a todos, sin excepción, por su pasión, talento musical en desarrollo y completa entrega con el público.

Palabras Finales

El Festival de la Voz Estudiantil de la Escuela Juan Pablo II tiene muchos méritos que quiero destacar. Por un lado, es un evento de tradición que fomenta y difunde el arte musical y junto con ello, abre sus puertas y nos invita a conocer y hacernos partícipes de la integración de niños y jóvenes quienes, con sus diferencias,  son parte y aporte para nuestra sociedad.

Comparto el orgullo de la comunidad escolar por esta obra que representa cabalmente su proyecto educativo y donde la música, como vehículo expresivo, comunicativo y de amplia convocatoria, tiene un lugar preponderante.

Gracias por la invitación. Espero volver con ustedes a sentir el cariño por lo que hacen y por la Educación de nuestros niños y jóvenes con capacidades diferentes de Peñalolén.

Enlaces: